Una mirada al movimiento músico-cultural frente a la idea folclorizada de la tradición yucateca

 

En Mérida es fácil encontrarnos con personas que con orgullo se auto-identifican como yucatecos o meridenses, tomando por bandera el lema “estamos en la ciudad blanca” haciendo alusión al comportamiento tranquilo de la población y a la seguridad latente en la ciudad, además de que dicha frase la relacionan con la “limpieza” de la misma, podríamos decir que Mérida  presenta una imagen de paz, tranquilidad y fuerte arraigo a sus tradiciones.

“Fuente de la imagen http://es.wikipedia.org/wiki/Jarana_yucateca

Al hablar de tradiciones en Mérida es inevitable pensar en la vestimenta tradicional como: huipiles, trajes de manta, la trova yucateca, o en sus bailes tradicionales como la jarana. Si se camina alrededor de los primeros cuadros del centro de la ciudad, no es difícil que nos podamos encontrar con locales que venden artesanías de todo tipo, con el parque de santa Lucía en donde tienen lugar conciertos de trova acompañados con el baile tradicional de la jarana o con los distintos teatros en los alrededores, en los que se presentan obras de humoristas regionales que expresan su pertenencia a la sociedad yucateca que se reflejan en los regionalismos hablados que se usan.

Fuente de la imagen “Medalla ‘Chan Cil’ a tres baluartes de la trova yucateca

En Mérida es fácil encontrar o ver que se tienen un profundo sentimiento regionalista, esto gracias a que desde los medios de comunicación y el gobierno del estado se han valido de elementos o expresiones culturales como las mencionadas anteriormente para así construir y enaltecer una identidad profundamente arraigada en sus pobladores, ¿y por qué no? atraer turismo para activar cierto sector económico en la ciudad. Pero ¿qué pasa con el lado que no se muestra de la población o las prácticas que no son reconocidas o bien no se visibilizan o entran dentro de un discurso folclorizante y de atractivo turístico?

Podemos contemplar el caso de la corriente músico cultural denominada como el heavy metal, siendo que ésta tiene una presencia menor y poco visibilizada para muchos sectores de la población y que incluso llega a ser vista como salvaje, bárbara, poco civilizada o bien puede ser contemplada como una etapa que tiene que ser superada. A las personas que están inmersas en esta corriente, para los cuales el heavy metal forma parte de su identidad, se le puede llegar a pensar con matices peyorativos, vistos con miradas y sonrisas burlescas y recibiendo críticas acerca de la apariencia o indumentaria que portan. Los espacios para realizar eventos músico-culturales de dicha corriente son escasos y la mayoría de las reuniones de los “headbangers” se remiten a espacios privados que ellos mismos gestionan; o a casas de integrantes de las mismas bandas musicales en las que participan, además de que existen pocos locales para la venta de ropa, calzado, discos, pósters, entre otros.

Como conclusión, no pretendo atacar a las tradiciones sino simplemente hacer notar las alternativas que podemos encontrar así como puede ser el heavy metal también podría ser el rap o el hip hop, el movimiento reggae, etc. las cuales son poco visibilizadas frente a este discurso tradicional que vuelven folclore para un atractivo turístico, es decir, existen practicas igualmente validas que las mostradas o publicitadas oficialmente.

Fuente de la imagen “http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Heavy_Metal

 @Miguel Cadenas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s