¡Tú también puedes hackear!

Este es un post escrito de manera colaborativa, experimentando cómo podemos escribir al mismo tiempo, y entre tod@s, un artículo de reseñas individuales y convertirlo en un texto común, también cargado de emociones.

El asunto tiene que ver con Lorenzo Itzá y la visita que nos hizo hace unas semanas para compartir con nosotros cuatro horas intensas y maravillosas de su conocer en torno al mundo hacker.

Nosotros quisimos formar parte de este co-aprendizaje ejerciendo el valor de la reciprocidad, porque creemos en el “aprender-haciendo”. Es así como nos propusimos registrar el proceso a partir de la metodología bosermaniana del relatograma que acompaña, aquí, nuestros escritos.

Un relato visual que es un regalo para Lorenzo por todo lo compartido, por su honestidad y su sensibilidad. Mil gracias de parte de tod@s, hasta muy pronto!

AdelaVV

Me gustó sobremanera que en clase podamos escuchar experiencias de personas que están involucradas en proyectos interculturales de Cibercultura. Eso enriquece nuestra formación, ya que nos invita a no sólo quedarnos con lo aprendido en clase como una experiencia intelectual más, que es importante, sino a proponer acciones con la intención de transformar nuestra realidad. Ahora, para mí un hacker tiene mucho parecido con un licenciado en Desarrollo y Gestión Interculturales, porque creo que ambos intentan abrir canales de comunicación más efectivos y hacer fluir información que nos pueda llevar a tomar mejores decisiones como sociedad. La construcción de redes, tanto digitales como humanas, fue otro elemento en el que coincidimos, ya que es trascendental saber y entender que podemos ser solidarios y resolver problemas comunes sin tener que estar físicamente cerca.  Por otro lado, me impresionaron los ejemplos en los que esta forma de comunicación puede ser utilizada para manipular, espiar  o dañar a una persona o grupo de personas, es importante que podamos crear reflexiones éticas para utilizar las redes digitales con más responsabilidad. En general, fue muy enriquecedor escuchar a Lorenzo Itzá en la sesión pasada.

Yolotzin Zamora Méndez

La charla con Lorenzo me pareció interesante y agradable porque cambió totalmente la visión que tenía de lo que es un hacker; aunque me dejó un poco paranoica al respecto de la cámara web, ahora siento que me están viendo y la giro hacia otro lado.

Relatograma Gaby

Gabriela López

En la sesión que Lorenzo Itzá compartió con nosotros para la clase de Cibercultura adquirimos muchos conocimientos sobre internet y su uso. Comprendimos que el término “hackear” no va en contra del civismo, sino que es un quehacer donde la información se comparte para crear redes, abrir la curiosidad de cada cibernauta; “el hacker es el superhéroe de internet”. Ciencia y conciencia. Entendimos también que internet se construye a partir de un esfuerzo colectivo donde la información que consumimos es gratuita y diversa. Fue muy importante haber discutido todo lo que la Cibercultura  abarca, la ética, el uso  de nuevas tecnologías, el diálogo y la gestión intercultural, todo esto sin fronteras.

 
Ana María Ramírez

 

Un día viernes 

La clase ha empezado y me he detenido a tomar agua, estoy emocionada. Tal vez porque la curiosidad me invade. Por fin podrán responderse mis dudas sobre las cookies, esa pestaña que me atosiga cada vez que entro a un página web, entro al aula, y allí se encuentra él, parece ser una persona normal. Una persona que podría encontrarme en el supermercado, en el camión, en la calle…al parecer mi primera impresión y mi pequeño prejuicio por encontrarme a alguien peculiar o incluso extraño, en vez de una persona “común”, me hace pensar en la noción y la esencia de lo que él planteaba y exclamaba en múltiples ocasiones: Internet lo hacemos todos, con pequeñas acciones. Esta  forma de comunicación no necesita de  fortuna, gran belleza o incluso experiencias que contar. Sólo se necesita un click y ganas de compartir, expresar y decir no a la pasividad. Pues Internet no es sólo redes sociales. Es una red de conocimientos.

Relatograma Vania
Vania Sosa

Podríamos pensar que el mundo en el que nos movemos físicamente todos los días es un mundo a parte del virtual pero ¡NO!, están relacionados y al igual que en el físico adquirimos, hackeamos y consumimos información, también podemos ser espiados mientras creemos que somos anónimos.
A mi parecer, contrario a lo que algunos digan, Internet sí distingue entre raza, edad, género, entre otros, pues dicha plataforma la hacemos todos y nuestras intervenciones en la WEB pueden servir para compartir archivos y documentos, pero también para discriminar, o en otras ocasiones son puntos a favor para la publicidad.
relatograma Stef
Estefany HEGA

 

La convivencia con Lorenzo resaltó la importancia de la ética hacker: aprender y compartir conocimiento. También motivó en mí el interés por aprender a programar computadoras. Por último, recalcar el hecho de que Internet es de todos, es el único medio en el que cualquier persona puede influir.

Rodrigo Reséndiz

Alejandro [Alex gtz]

Isis Méndez

Laura Cecilia Durán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s